Término de búsqueda

Monitorización de lubricantes

Monitorización de lubricantes

La vida nominal del lubricante utilizado es el factor determinante para la duración de vida útil del rodamiento. Para la monitorización puede utilizarse, en función de la aplicación, un sensor de grasa o un sensor de aceite. El lubricante puede rellenarse o cambiarse a tiempo, antes de que se origine un daño.

GreaseCheck

El sensor de grasa tiene un diámetro de 5 mm y se monta en un agujero del alojamiento, a la menor distancia posible del rodamiento. El sensor está sumergido en el lubricante. El sensor de grasa proporciona una medición óptica del contenido de agua, la turbidez y el desgaste térmico y mecánico así como de la temperatura de la grasa directamente en el rodamiento. Esta información se transmite a la unidad de análisis conectada por cable. La unidad de análisis genera información sobre el estado de la grasa a partir de las mediciones y la transmite como señal analógica, de forma rápida y sencilla.

En el pasado, el reengrase de los rodamientos se realizaba en función del tiempo. Se calculaban las cantidades de grasa y los intervalos de lubricación. Gracias a la utilización del sensor de grasa ahora se puede reengrasar en función del estado del lubricante.

Gracias al sensor de grasa obtenemos:
  • lubricación adaptada a la necesidad
  • menores costes de lubricante
  • prevención de las paradas no programadas
  • costes reducidos de mantenimiento
  • menores costes de la instalación.

Schaeffler aplica la política de cookies para garantizar un uso óptimo. Si continua visitando esta página web, usted acepta implícitamente la aplicación de cookies. Más información

Aceptar